En 1944 vio la luz la primera publicación periódica del Instituto de Estudios Canarios, que llevó el nombre de Tagoro. Se trataba de una importante iniciativa destinada a dotar al IECan de un órgano de expresión, que sin embargo no pasó de ese primer número.

La iniciativa fue retomada a partir del curso 1955-1956, cuando se publicó el primer número de Estudios Canarios. Anuario del Instituto de Estudios Canarios. En este volumen inicial ya se marcó la estructura básica que mantendría la revista durante muchos años. Por un lado, recogía en forma de artículo los resúmenes de las conferencias impartidas a lo largo del año académico por los miembros del IECan. A ello se añadía la memoria de actividades desarrolladas en ese curso, junto con las actas de la institución y otra información de interés (información financiera, notas necrológicas, listado de miembros por secciones, etc.).

A partir del número 24-25 se enriquecerán los contenidos con los resúmenes de las conferencias impartidas en los Cursos de Estudios Canarios, otra de las iniciativas más importantes del IECan a lo largo de su historia.

En los últimos años se han producido a su vez varios avances en el formato de la revista. Con el número 36, correspondiente a los cursos académicos 1991-1992 y 1992-1993 se estructura Estudios Canarios con los parámetros requeridos para ser considerada una publicación científica de primer nivel. Se introduce un comité científico y se organizan sus contenidos a partir del organigrama en secciones del IECan. Poco después, en el número correspondiente al año 1994, el Anuario del Instituto de Estudios Canarios abandona la periodicidad por año académico y adopta la del año natural, que mantendrá hasta la actualidad.

Displaying 1 - 1 of 1
Label PID Page Viewssort ascending
Estudios Canarios. Anuario del IECan iecan:estudican 46